Miedo al cambio: el abordaje de las resistencias desde la Terapia Gestalt

Todo el mundo “sabe” que tal o cual cosa le va bien o le va mal. Lo sabe positivamente. Lo sabe por sí misma, lo sabe porque se lo han dicho, porque lo ha leído … da igual. El caso es que lo sabe. La pregunta es ¿cómo sabiéndolo no hacemos nada para cambiarlo? Respuestas habituales suelen ser: “es que no puedo”, o “es que no se como hacerlo”, o, “me da mucho miedo de lo que pueda pasar”, o “creo que el tiempo lo arreglará”, etc. 

Nos encontramos ante diferentes manifestaciones de nuestras “resistencias”. Creo que todo el mundo (no profesional del ramo) sabe qué son, aunque desconocen sus complejos mecanismos. Sí, tiene muy complejos mecanismos y además en distintas fases. Así, podemos hablar (e indagar) en los mecanismos que operaron para su instalación; mecanismos que operan para su activación; los que operan para su propia supervivencia; los de selección (de cuando activarse y de cuando mantenerse en letargo). Quedan, desde mi punto de vista, algunos otros que no menciono porque creo que, con estos, es más que suficiente para podernos hacer una idea de la importancia que tienen y adquieren en nuestra vida diaria.

La complejidad alcanza incluso a su denominación, en función de las diferentes teorías y campos desde los que se aborde, afectando por tanto a la forma en que cada una de esas corrientes aplicará, en función de su cuerpo teórico, al “tratamiento” o afrontamiento de su manifestación. Aunque susceptible de identificar, clasificar u ordenar de diversas maneras, me permito plantearlo de una forma que considero sencilla y, en cierto modo, “realista”, con todas las salvedades que el lector/a quiera apuntar.

ENFOQUE COGNITIVO. La palabra resistencia (en el campo psicológico) hunde sus raíces en el primer psicoanálisis de Sigmund Freud, quien lo aborda como aquella manifestación del paciente que, de esta manera,  “defiende” su neurosis ( procesos de percepción del mundo) como la mejor y única forma conocida (para el/ella) de afrontar el temor que tal o cual situación le produce. Lo adscribo (muy personalmente, repito) a lo COGNITIVO dado que este enfoque, el del psicoanálisis, aborda las dificultades desde el mundo de las ideas, de la mente y de la hilvanación del discurso del paciente. Y en general pretende por tanto “destruir” o disolver la resistencia a través de la elaboración de un nuevo discurso mental, propio o asimilado. Mi experiencia me dice que tratar de resolver un asunto desde el mismo nivel en que se plantea (desde el pensamiento o creencia y desde su expresión verbal) es difícil y requiere un tratamiento largo.

ENFOQUE HUMANISTA DE LA TERAPIA GESTALT. El terapeuta gestáltico aborda las resistencias desde el lado de emoción y el sufrimiento que la resistencia genera en la persona. Pero antes de continuar es importante destacar que, para la terapia Gestalt, la palabra resistencia no resulta adecuada (más bien no resulta útil) puesto que considera a la persona como un todo con distintas manifestaciones y con múltiples necesidades a satisfacer constantemente, desde que se levanta hasta que se acuesta, desde que nace hasta que muere; y que para satisfacer ese conjunto de ciclos es necesario un despliegue de energía a todos los niveles: física, mental, emocional y a veces, porque no, también espiritual; Hablaríamos de un bloqueo, procesos bloqueados (a distintos niveles, emocional, mental, comportamental y/ o de asimilación), un ciclo experiencia, que se abre y cierra, que cuando se cierr sin bloqueosa, acaba en satisfacción, reposo, integración o aprendizaje, lo que en cada caso proceda.

Pero cuando este ciclo se interrumpe o bloquea, por las razones que sean, en cualquiera de sus fases (1. Reposo, 2. Sensación, 3. Formación de Figura – identificación clara de la necesidad – 4. movilización de la energía,  5. Acción,     6. Precontacto, 7. Contacto y 8. Retirada ) , se pone de manifiesto un bloqueo determinado y específicamente asociado a esa fase del ciclo. Y es precisamente con el nombre de bloqueo como desde la terapia Gestalt nos referimos a las resistencias.  La propia palabra bloqueo conlleva implícitamente una concepción más amplia, o más profunda, de la dificultad por la que la persona está pasando, porque nos está invitando a mirar y considerar que aspecto de su vida está evitando, que necesidad le cuesta tanto satisfacer. Dicho de otra manera, si lo que vemos es una resistencia, ésta es la expresión de un bloqueo.

De esta manera, el bloqueo o resistencia se convierte en el propio vehículo que, con la guía experta del terapeuta, transportará a la persona a la frontera del contacto ( experiencia que vive en compañoa del terapeuta de forma practico y vivencial) que está evitando o al que se aferra, simbólica o literalmente. Descubrimos entonces que en algún momento de su historia personal este mecanismo, que algunos consideramos como ajuste de supervivencia o creativo, tiene o ha tenido un sentido; y es a este sentido al que ayudamos a darle el lugar que le corresponde para poder transitar a la siguiente fase. Hacerlo casi siempre asusta, y mucho. Cambiar, abandonar lo conocido, aunque malo, y entrar en terrenos desconocidos o que nos asustan … Miedo, vergüenza, rebelión, ira, bloqueo, son algunas de sus diferentes caras. Respetarla, permitirla (acompañarla), entenderla, integrarla y liberarla es parte de las propuestas que la Terapia Gestalt propone para la salud emocional y, por supuesto, física, mental y trascendental, entendiendo como trascendental todo aquello que me trasciende, lo que va más allá de mí.

Durante una sesión clínica o de grupo, las resistencias del paciente en realidad están hablando o poniendo de manifiesto más bien la incapacidad del terapeuta para respetarla, entenderla o acompañarla. 

Con mucho amor, y también con mucho humor, les propongo sonreír(se) con dulzura y amabilidad pase lo que pase, dar la bienvenida al miedo y díganse: “Aunque sienta miedo, me voy a atrever”. Nadie mejor que tu sabe a qué.

 

Por Gonzalo Naranjo Hernández

Licenciado en Derecho y Psicólogo Clínico Colegiado.

Psicoterapeuta Gestalt

 

 

CLAVES PARA GESTIONAR EL ESTRÉS POSTVACACIONAL

El estrés es un mecanismo de saturación que generamos cuando  pensamos con velocidad varias acciones a la vez. Cuando gestionamos un número elevado de  tareas que requieren resultados  en poco tiempo; empezamos a sentir angustia, nuestro corazón y pensamientos se aceleran, nos falta el aire, nos sudan las manos, sentimos un nudo en el estomago y un sinfín de síntomas más, así se manifiesta el estrés, es muy común tener esta sintomatología días antes o los primeros días después de vacaciones. 

Las Vacaciones, se caracterizan justo por lo contrario al estrés; ritmo lento, poca actividad mental, hacer lo que nos pida el cuerpo, mucho tiempo para pocas actividades, el objetivo del periodo vacacional  es el disfrute y  descanso.

Leer más...

LOS JUEGOS PSICOLÓGICOS

Desactivar los juegos psicológicos*

Mente Sana Nº 58

En las relaciones de pareja, hay situaciones cotidianas que activan inmediatamente un combate sutil entre ambos miembros.

Es entonces cuando el diálogo se llena de frases con doble sentido, heridas verbales, culpabilidades y victimismos. Un juego dañino que solamente puede terminarse usando el comodín de la sinceridad.

Como sabemos, en un combate de boxeo los dos púgiles saltan a la lona cuando suena una campana, momento en el que comienzan una pugna por ver quién de los dos es más hábil con los puños. Después de una serie de asaltos pactados de antemano por las partes, a no ser que se haya producido un fuera de combate, finaliza la pelea, siendo los jueces los que dictaminan quién de los dos es el vencedor o, si fuera el caso, resolverlo con un empate a puntos.

De igual manera, muchas parejas suelen saltar a una lona para combatir en lo que podríamos llamar "boxeo psicológico" una especie de juego psicológico en pareja en el que las palabras hacen las veces de puños. En el boxeo psicológico, el asalto también da comienzo con un "ding" de campana, que, en nuestro caso, llamaremos "cebo". Normalmente el cebo suele adoptar la forma de una pregunta trampa. Veamos un ejemplo:

Un miembro de la pareja, pongamos por caso él, ha tenido que trabajar en sábado. Al finalizar la jornada, se siente cansado y con ganas de llegar a casa, ducharse, ponerse cómodo, cenar y lanzarse de cabeza al sofá para ver una película de vídeo o, simplemente, no hacer nada. Ella, por su parte, aunque no ha ido al trabajo, se ha quedado todo el día en casa realizando tareas domésticas, por lo que ahora está con ganas de que llegue su pareja para poder cenar juntos y salir después al cine a despejarse un rato.

Leer más...

Psicoterapia Gestalt. El optimismo en la percepción, emoción, relación y comunicación

Desde la infancia creamos formas y estructuras internas que nos dan cierta seguridad a la hora de movernos por el mundo.

Son las emociones, una emoción es una respuesta fisiológica, involuntaria e inmediata, ante un estímulo concreto, de tipo externo (pornejemplo ver fuego, genera miedo) o interno (sensación corporal o recuerdo de alegris) y nos mueven a la acción. Las emociones siempre responden a un estímulo concreto y es ante éste ante el que nos mueven a actuar, ya sea para acercarnos a algo u alejarnos de ello. 

A veces estos patrones no son consientes, y están desactualizados y tenemos una percepción muy limitada de nuestras capacidades. En la edad adulta construimos una identidad o imagen de nosotros rígida y antigua, apoyándonos en experiencias dolorosas en donde no elaboramos nuestro aprendizaje o nuestra capacidad de superación y maduración a lo largo de la vida. 

El ser humano integra procesos de aprendizaje como cada experiencia de la vida, a veces no son elaborados de forma consciente. El espacio de la terapia es para esto, para experimentar de forma integral, es decir, a nivel corporal, emocional, mental, comportamental, darse cuenta de quien soy ahora.

Los conceptos en los que se apoya la Terapia Gestalt son:

  • Todo ser humano tiene una sabiduría interior que le indica a nivel fisiológico y corporal que necesita en cada momento. La tendencia a la autoregulacion organismica, todo organismo vivo busca un estado de equilibrio con el ambiente para sobrevivir.
  • Todo comportamiento emocional, relacional y comunicacional tiene un objetivo; que la persona encuentre un equilibrio para su bienestar, en ocasiones lo hace inconsciente y de forma manipulativa.
  • Todo lo que le sucede a una persona a nivel emocional, le informa de que necesita para atenderse en el aquí y ahora, asi como para su avanzar en la vida.
  • Aceptar todo lo que le sucede y buscar de forma consciente, honesta y responsable lo que necesita en su entorno y con los otros, es el camino para el equilibrio y la felicidad.

Te propongo 3 claves Gestálticas para tu bienestar: Mira, escucha y siente tu cuerpo ahora.

¿Qué necesitas ahora darte o comunicar a alguien de tu entorno personal o laboral?

Por ejemplo: Un respiro y tomarte un te, escuchar una música tranquila, pedirle a un compañero de trabajo que espere un poco a la entrega de algo que necesita de ti por sobrecarga de trabajo, comunicarle algo a tu pareja.

Cierra los ojos e imagínate haciéndolo. ¿Cómo te sientes cuando lo haces? ¿En que aspecto de ti te estás apoyando: en tu sonrisa, en tu decisión al comunicar, en tu calma, en tu enfado. Puede ser que te surjan imágenes del otro cuando lo haces, céntrate en ti y en lo que tu necesitas hacer, le agrade o no al otro.

Es clave que tomes conciencia que la RESPON-HABILIDAD de tu bienestar es tuya. Que ahora como adulto, una vez la detectes, eres tu y solamente TU quien tiene la habilidad de atendértela. La psicoterapia gestalt, te ayuda a pararte, sentirla y encontrar con técnicas sencillas el como atendértela apoyándote siempre en tus propios recursos.

La Psicoterapia Gestalt hace que a través de la relación con el terapeuta el paciente pueda experimentar competencias y habilidades que ya tiene desarrolladas. A lo largo de nuestra trayectoria personal, educativa y profesional hemos desarrollado habilidades y también creencias limitantes de nosotros mismos. La Terapia Gestalt ayuda a hacerlas conscientes y contar con ellas como herramientas para usarlas como una forma actualizada de percibir, de sentir, de relacionarnos y comunicarnos.

La psicoterapia Gestalt, es una psicología optimista, ya que pone énfasis y se apoya en las capacidades que ya tiene la persona, es decir en lo mejor que ha adquirido en su trayectoria vital y partiendo de ahí favorecer experiencias novedosas en el aprendizaje para alcanzar las metas que aporten realización personal y profesional.

 

María Jesús Armas

Psicoterapeuta Gestalt.

Directora de Formacion y docente del Instituto Gestalt de Canarias

EL LADO OCULTO DE MI PERSONALIDAD. MI TESORO ESCONDIDO. LAS POLARIDADES Y LA TERAPIA GESTALT

Cuando nacemos, lo hacemos totalmente dependientes. Con suerte, unos seres adultos cuidan de nosotros para que podamos sobrevivir. Normalmente es una familia. La pertenencia a ese grupo humano es esencial para nosotros. Es cuestión de vida o muerte, literal, y así lo percibimos. Entonces nuestra estrategia de supervivencia consiste en agradar a esos adultos y que no nos rechacen. Para ello modificamos nuestra conducta y toda expresión genuina de nosotros mismos. Con ese objetivo, rechazaremos y reprimiremos todo lo que sea necesario.

Leer más...

Estoy ... que no puedo más

La consulta que destacamos este mes es la relacionada con esa frase de…es que no puedo más…

Muchas veces lo llamamos hastío, otras veces agotamiento y otras veces lo llamamos estrés. Pero sabemos que el estrés es un mecanismo de supervivencia, automático y que surge ante una amenaza. Si esta reacción se produce ante una amenaza real –un tigre que nos está atacando- se convierte en un reacción sana. Sin embargo, el estrés que vemos en consulta, no se produce por amenazas reales sino por amenazas subjetivas ante las que se responde con un desequilibrio fisiológico y psicológico no sano. Todo ello mantenido en el tiempo lleva al agotamiento y al hastío.

Leer más...

CONOCERME, ENTENDERME Y….ATENDERME.

Quizá podamos ponernos de acuerdo en algo básico: somos seres adultos mayores de edad. El tiempo en que otros adultos cuidaban de mí, ya pasó.

Es el momento de hacerme cargo de mí misma, de mí mismo. Suele pasar que hacernos conscientes de esto nos da mucha alegría. ¡Al fin libre! Yo me ocupo de mí. ¡Pues, claro! Otras veces da susto. ¿Cómo lo hago? Sé enfadarme y oponerme pero decidir por mi cuenta me cuesta. No sé muy bien cómo es esto de atenderme.

Un primer objetivo de esta charla es tomar consciencia de esto. Tengo una vida, la mía, en mis manos. Tengo oportunidad de organizarla a mi manera.

Y desde ahí el vértigo y la pasión de descubrirme. Esta persona que creo que soy quién soy en realidad. Cómo me condiciona mi temperamento físico. En la construcción de mí cómo ha influido mi primer grupo, la familia. ¿Y otros grupos? Cuáles son mis valores. Son míos o los recibí y asumí sin más. Y las creencias. Puedo darme cuenta de las conscientes pero ¿Soy consciente de cómo me determinan las creencias inconscientes?

Tengo tres centros o aspectos: el mental, el emocional y el corporal. ¿Concibo que cada uno de ellos se exprese con su propio lenguaje? ¿Escucho y atiendo esos lenguajes? En mi conducta ¿Hay coherencia entre lo que pienso lo que siento y lo que hago?

Nuestra formación en Terapia Gestalt y la psicoterapia nos ofrece un entrenamiento para dotarnos de herramientas y poder tener una vida satisfactoria he de mirarme y escucharme en profundidad y así  descubrir quién soy en realidad. Qué es lo que me importa de verdad orientándome a buscar una verdadera satisfacción.

 

Reyes Quintana.

Psicóloga y psicoterapeuta.

Miembro equipo del Instituto Gestalt de Canarias.

 

Abordaje de lo Psicosomático

Todo lo que nos sucede, lo experimentamos en el cuerpo. Nuestros pensamientos, nuestros comportamientos y nuestras emociones los experimentamos en lo corporal.

Cuando no tomamos conciencia de todo lo que nos ocurre, es cuando los síntomas psicosomáticos empiezan a manifestarse.

Lo psicosomático es como un altavoz que amplifica el contacto con nosotros mismos. Desde la Psicoterapia Gestalt estamos muy atentos a todo lo somático, el psicoterapeuta aprovecha la expresión del síntoma y desde ahí investigar sobre los procesos que la persona está poniendo en marcha consigo misma o en sus relaciones.

Buscamos que el paciente tenga experiencias vivenciales, para que se  empiece a escuchar, mirar, sentir desde esta dimensión y le sirva como anclaje o conexión en el aquí y ahora con lo que hace.

Es decir, tres claves fundamentales:

  1. Que procesos corporales pongo en marcha ahora: ritmo respiración, pensamientos, forma de mirar… etc.
  2. Me doy cuenta de estos procesos que pongo en marcha.
  3. Soy responsable como adulto de todo lo que me sucede, desde ahí, tomando conciencia y amplificando mi capacidad de darme cuenta.

En nuestra formación en Teoria y metodología Gestalt entrenamos a nuestros alumnos en  tres claves basicas, con el objetivo de:

  1. Ampliar registros corporales conscientes en la relación de ayuda.
  2. Usar este conocimiento práctico para tener una percepción integral de nuestras relaciones personales y profesionales.
  3. Tener una nueva visión y herramientas de la intervención de lo psicosomático.

Tener entrenadas estas destrezas corporales es vital para los profesionales de ayuda. Desde nuestra Formación en Terapia Gestalt, los alumnos reciben entrenamiento personal, trabajo individual con aspectos personales psicosomáticos así como prácticas supervisadas para aplicar estas herramientas a la intervención.

Registrar de forma consiente los procesos corporales que ponemos en marcha con los pacientes o usuarios favorece una atención eficaz e integral.

Mª Jesus Armas Acosta

Psicóloga. Psicoterapeuta Gestalt

Directora de la Sede IGC Las Palmas

Docente y terapeuta de grupo en IGC Las Palmas y Tenerife

 

CREATIVIDAD Y PNL. “Soñando, creando y viviendo la mejor versión de ti”

La creatividad es el elemento clave en nuestro planeta, la base de todo nuestro arte, ciencia, cultura, tecnología y progreso médico. La creatividad es el proceso mediante el cual se produce algo nuevo y útil. 

Con frecuencia se entiende la creatividad como una habilidad rara de esas “personas creativas” que corresponde a unos pocos selectos. Mientras que es evidente que algunas personas son particularmente creativas, esta conclusión falla en reconocer que cualquier ser humano es creativo de una forma natural. Todos somos capaces de crear. Lo cierto es que también en muchas ocasiones nos lamentamos de no mostrarnos todo lo creativos que deberíamos. Para solucionar esto podemos usar diferentes herramientas, una de ellas es la Programación Neurolingüística o PNL.

Leer más...

Herramientas Profesionales y Tecnología Personal para El Cambio

La Excelencia en PNL

Arthur C. Clark (2001:una odisea del espacio) decía que "la magia es solo ciencia que no entendemos aún". Y por algo será, creo yo, que el libro "fundacional" de la Programación Neurolingüística se titula precisamente "La estructura de la Magia" (John Grinder y Richard Bandler, 1975).

Y cuando pienso y hablo de tecnología personal de cambio con PNL, me refiero precisamente a esto; a la decodificación de programas y procesos internos que nos permiten "ver" y conocer cómo se han instalado, cómo podemos desinstalarlo cuando no nos conviene o introducir mejoras en dichos programas, para todos los ámbitos de nuestras vidas: personal, familiar, laboral, social, deportivo, espiritual, etc. Simplemente piensen en cualquier aspecto que les gustaría cambiar o conseguir y desde la PNL encontrarán estrategias y recursos para hacerlo.

Leer más...

La Comunicación ... con PNL

Antes que nada, ¿qué significa P.N.L (PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜISTICA)? Según refiere la Asociación Española de PNL, el nombre de PNL (en inglés NLP = Neuro Linguistic Programming) se refiere a tres aspectos básicos de la experiencia humana:

  • Neuro: el sistema nervioso, fuente e instrumento de nuestras percepciones y de nuestra experiencia de vivir y actuar en el mundo.
  • Linguistic: el lenguaje, que nos permite codificar y expresar simbólicamente nuestras experiencias.
  • Programming: los programas mentales y de comportamiento, por medio de los cuales organizamos nuestra experiencia para conseguir los objetivos que deseamos.
Leer más...

Actualizaciones e innovación con niños y adolescentes. La teoría de los tres cerebros e Intervención Psico-educativa-social desde la Terapia Gestalt

El concepto del cerebro triple fue desarrollada por el neurocientífico y médico norteamericano Mac Lean en la década de los 70.

Según esta teoría, el cerebro se compone de tres estructuras diferenciadas que reflejan nuestra evolución y transformación en seres humanos. Estas tres estructuras son: 

  • El cerebro reptil: se compone del tallo cerebral y regula nuestros elementos básicos de supervivencia como la regulación interna (homeostasis). Es el cerebro que regula todos esos procesos instintivos o inconscientes.
  • El cerebro mamífero: compuesto por el sistema límbico, es el que añade la experiencia a esos instintos básicos causados por el cerebro reptil; mediante el cerebro mamífero comenzamos a tener nociones de emociones generales.
  • El cerebro neocórtex es el que nos hace específicamente humanos, regulando emociones complejas basadas en percepciones e interpretaciones individuales del mundo inmediato. Nos permite razonar sobre las experiencias que vivimos para escoger el comportamiento adecuado.
Leer más...

El complejo mundo de las rabietas: la alternativa relacional

Ariel Déniz-Robaina

Psicoterapeuta Gestalt

y miembro del equipo del

Instituto Gestalt de Canarias

La vida cotidiana es compleja y está llena de cosas: no sólo en la experiencia de los menores, también en la vida de los adultos a su cargo. Cada vez más información, más estímulos, más recursos… y también más confusión, más elecciones y más demandas que hace algunos años.

En la vida privada, aunque también en la pública, los juegos manipulativos son frecuentes y a menudo nos dan muchos quebraderos de cabeza. Entre los dos y cuatro años pueden aparecer algunas conductas que con frecuencia ponen nerviosos a los padres y madres, incluso a los más tranquilos y las rabietas se llevan la palma. Son uno de los temas más frecuentados en consulta a estas edades. Una rabieta (pataleta, perreta, berrinche…) es una forma inmadura de expresar ira, enojo o frustración. En contra de lo que se piensa, en la mayoría de ocasiones no surgen con la intención de dañar o molestar a los adultos sino que, en realidad, forman parte del desarrollo del niño. Ciertamente, los más pequeños no parecen tener las herramientas suficientes para conseguir algo, expresar malestar u oponerse ante deseos no satisfechos y entonces surge la rabieta como instrumento-hacia-algo. Más tarde esta puede cristalizarse como una manera rápida de conseguir cosas o aliviar la ira, especialmente cuando los adultos a cargo del menor han sucumbido con demasiada frecuencia a estas reacciones. 

Leer más...

Acercamiento emocional al adolescente

En la adolescencia, la persona comienza a separarse del mundo familiar de la infancia, buscando su personalidad, sus herramientas para vivir, sus límites y los de los otros, sus propios apoyos… que pueden o no coincidir con los que nos trasmite la familia, pero que para encontrarlos, es necesario tomar distancia y experimentar.

Es importante que el acompañamiento en esta etapa contribuya a generar seguridad y confianza, para que el proceso de independización se produzca de forma paulatina y armónica, y que el adolescente pueda ver esta relación como un lugar al que volver en momentos de necesidad.

Leer más...