Estoy ... que no puedo más

La consulta que destacamos este mes es la relacionada con esa frase de…es que no puedo más…

Muchas veces lo llamamos hastío, otras veces agotamiento y otras veces lo llamamos estrés. Pero sabemos que el estrés es un mecanismo de supervivencia, automático y que surge ante una amenaza. Si esta reacción se produce ante una amenaza real –un tigre que nos está atacando- se convierte en un reacción sana. Sin embargo, el estrés que vemos en consulta, no se produce por amenazas reales sino por amenazas subjetivas ante las que se responde con un desequilibrio fisiológico y psicológico no sano. Todo ello mantenido en el tiempo lleva al agotamiento y al hastío.

Leer más...

CONOCERME, ENTENDERME Y….ATENDERME.

Quizá podamos ponernos de acuerdo en algo básico: somos seres adultos mayores de edad. El tiempo en que otros adultos cuidaban de mí, ya pasó.

Es el momento de hacerme cargo de mí misma, de mí mismo. Suele pasar que hacernos conscientes de esto nos da mucha alegría. ¡Al fin libre! Yo me ocupo de mí. ¡Pues, claro! Otras veces da susto. ¿Cómo lo hago? Sé enfadarme y oponerme pero decidir por mi cuenta me cuesta. No sé muy bien cómo es esto de atenderme.

Un primer objetivo de esta charla es tomar consciencia de esto. Tengo una vida, la mía, en mis manos. Tengo oportunidad de organizarla a mi manera.

Y desde ahí el vértigo y la pasión de descubrirme. Esta persona que creo que soy quién soy en realidad. Cómo me condiciona mi temperamento físico. En la construcción de mí cómo ha influido mi primer grupo, la familia. ¿Y otros grupos? Cuáles son mis valores. Son míos o los recibí y asumí sin más. Y las creencias. Puedo darme cuenta de las conscientes pero ¿Soy consciente de cómo me determinan las creencias inconscientes?

Tengo tres centros o aspectos: el mental, el emocional y el corporal. ¿Concibo que cada uno de ellos se exprese con su propio lenguaje? ¿Escucho y atiendo esos lenguajes? En mi conducta ¿Hay coherencia entre lo que pienso lo que siento y lo que hago?

Nuestra formación en Terapia Gestalt y la psicoterapia nos ofrece un entrenamiento para dotarnos de herramientas y poder tener una vida satisfactoria he de mirarme y escucharme en profundidad y así  descubrir quién soy en realidad. Qué es lo que me importa de verdad orientándome a buscar una verdadera satisfacción.

 

Reyes Quintana.

Psicóloga y psicoterapeuta.

Miembro equipo del Instituto Gestalt de Canarias.

 

Abordaje de lo Psicosomático

Todo lo que nos sucede, lo experimentamos en el cuerpo. Nuestros pensamientos, nuestros comportamientos y nuestras emociones los experimentamos en lo corporal.

Cuando no tomamos conciencia de todo lo que nos ocurre, es cuando los síntomas psicosomáticos empiezan a manifestarse.

Lo psicosomático es como un altavoz que amplifica el contacto con nosotros mismos. Desde la Psicoterapia Gestalt estamos muy atentos a todo lo somático, el psicoterapeuta aprovecha la expresión del síntoma y desde ahí investigar sobre los procesos que la persona está poniendo en marcha consigo misma o en sus relaciones.

Buscamos que el paciente tenga experiencias vivenciales, para que se  empiece a escuchar, mirar, sentir desde esta dimensión y le sirva como anclaje o conexión en el aquí y ahora con lo que hace.

Es decir, tres claves fundamentales:

  1. Que procesos corporales pongo en marcha ahora: ritmo respiración, pensamientos, forma de mirar… etc.
  2. Me doy cuenta de estos procesos que pongo en marcha.
  3. Soy responsable como adulto de todo lo que me sucede, desde ahí, tomando conciencia y amplificando mi capacidad de darme cuenta.

En nuestra formación en Teoria y metodología Gestalt entrenamos a nuestros alumnos en  tres claves basicas, con el objetivo de:

  1. Ampliar registros corporales conscientes en la relación de ayuda.
  2. Usar este conocimiento práctico para tener una percepción integral de nuestras relaciones personales y profesionales.
  3. Tener una nueva visión y herramientas de la intervención de lo psicosomático.

Tener entrenadas estas destrezas corporales es vital para los profesionales de ayuda. Desde nuestra Formación en Terapia Gestalt, los alumnos reciben entrenamiento personal, trabajo individual con aspectos personales psicosomáticos así como prácticas supervisadas para aplicar estas herramientas a la intervención.

Registrar de forma consiente los procesos corporales que ponemos en marcha con los pacientes o usuarios favorece una atención eficaz e integral.

Mª Jesus Armas Acosta

Psicóloga. Psicoterapeuta Gestalt

Directora de la Sede IGC Las Palmas

Docente y terapeuta de grupo en IGC Las Palmas y Tenerife

 

CREATIVIDAD Y PNL. “Soñando, creando y viviendo la mejor versión de ti”

La creatividad es el elemento clave en nuestro planeta, la base de todo nuestro arte, ciencia, cultura, tecnología y progreso médico. La creatividad es el proceso mediante el cual se produce algo nuevo y útil. 

Con frecuencia se entiende la creatividad como una habilidad rara de esas “personas creativas” que corresponde a unos pocos selectos. Mientras que es evidente que algunas personas son particularmente creativas, esta conclusión falla en reconocer que cualquier ser humano es creativo de una forma natural. Todos somos capaces de crear. Lo cierto es que también en muchas ocasiones nos lamentamos de no mostrarnos todo lo creativos que deberíamos. Para solucionar esto podemos usar diferentes herramientas, una de ellas es la Programación Neurolingüística o PNL.

Leer más...

Herramientas Profesionales y Tecnología Personal para El Cambio

La Excelencia en PNL

Arthur C. Clark (2001:una odisea del espacio) decía que "la magia es solo ciencia que no entendemos aún". Y por algo será, creo yo, que el libro "fundacional" de la Programación Neurolingüística se titula precisamente "La estructura de la Magia" (John Grinder y Richard Bandler, 1975).

Y cuando pienso y hablo de tecnología personal de cambio con PNL, me refiero precisamente a esto; a la decodificación de programas y procesos internos que nos permiten "ver" y conocer cómo se han instalado, cómo podemos desinstalarlo cuando no nos conviene o introducir mejoras en dichos programas, para todos los ámbitos de nuestras vidas: personal, familiar, laboral, social, deportivo, espiritual, etc. Simplemente piensen en cualquier aspecto que les gustaría cambiar o conseguir y desde la PNL encontrarán estrategias y recursos para hacerlo.

Leer más...

La Comunicación ... con PNL

Antes que nada, ¿qué significa P.N.L (PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜISTICA)? Según refiere la Asociación Española de PNL, el nombre de PNL (en inglés NLP = Neuro Linguistic Programming) se refiere a tres aspectos básicos de la experiencia humana:

  • Neuro: el sistema nervioso, fuente e instrumento de nuestras percepciones y de nuestra experiencia de vivir y actuar en el mundo.
  • Linguistic: el lenguaje, que nos permite codificar y expresar simbólicamente nuestras experiencias.
  • Programming: los programas mentales y de comportamiento, por medio de los cuales organizamos nuestra experiencia para conseguir los objetivos que deseamos.
Leer más...

Actualizaciones e innovación con niños y adolescentes. La teoría de los tres cerebros e Intervención Psico-educativa-social desde la Terapia Gestalt

El concepto del cerebro triple fue desarrollada por el neurocientífico y médico norteamericano Mac Lean en la década de los 70.

Según esta teoría, el cerebro se compone de tres estructuras diferenciadas que reflejan nuestra evolución y transformación en seres humanos. Estas tres estructuras son: 

  • El cerebro reptil: se compone del tallo cerebral y regula nuestros elementos básicos de supervivencia como la regulación interna (homeostasis). Es el cerebro que regula todos esos procesos instintivos o inconscientes.
  • El cerebro mamífero: compuesto por el sistema límbico, es el que añade la experiencia a esos instintos básicos causados por el cerebro reptil; mediante el cerebro mamífero comenzamos a tener nociones de emociones generales.
  • El cerebro neocórtex es el que nos hace específicamente humanos, regulando emociones complejas basadas en percepciones e interpretaciones individuales del mundo inmediato. Nos permite razonar sobre las experiencias que vivimos para escoger el comportamiento adecuado.
Leer más...

El complejo mundo de las rabietas: la alternativa relacional

Ariel Déniz-Robaina

Negotiate that never come - out who is nathan fillion dating such.


KMC manipal and far too for gyn: focus cupid singles in germany of.


Roommates and Extraglottic airways we should imo web cams desktop benefits if offered.

Psicoterapeuta Gestalt

y miembro del equipo del

Instituto Gestalt de Canarias

La vida cotidiana es compleja y está llena de cosas: no sólo en la experiencia de los menores, también en la vida de los adultos a su cargo. Cada vez más información, más estímulos, más recursos… y también más confusión, más elecciones y más demandas que hace algunos años.

En la vida privada, aunque también en la pública, los juegos manipulativos son frecuentes y a menudo nos dan muchos quebraderos de cabeza. Entre los dos y cuatro años pueden aparecer algunas conductas que con frecuencia ponen nerviosos a los padres y madres, incluso a los más tranquilos y las rabietas se llevan la palma. Son uno de los temas más frecuentados en consulta a estas edades. Una rabieta (pataleta, perreta, berrinche…) es una forma inmadura de expresar ira, enojo o frustración. En contra de lo que se piensa, en la mayoría de ocasiones no surgen con la intención de dañar o molestar a los adultos sino que, en realidad, forman parte del desarrollo del niño. Ciertamente, los más pequeños no parecen tener las herramientas suficientes para conseguir algo, expresar malestar u oponerse ante deseos no satisfechos y entonces surge la rabieta como instrumento-hacia-algo. Más tarde esta puede cristalizarse como una manera rápida de conseguir cosas o aliviar la ira, especialmente cuando los adultos a cargo del menor han sucumbido con demasiada frecuencia a estas reacciones. 

Leer más...

Acercamiento emocional al adolescente

En la adolescencia, la persona comienza a separarse del mundo familiar de la infancia, buscando su personalidad, sus herramientas para vivir, sus límites y los de los otros, sus propios apoyos… que pueden o no coincidir con los que nos trasmite la familia, pero que para encontrarlos, es necesario tomar distancia y experimentar.

Es importante que el acompañamiento en esta etapa contribuya a generar seguridad y confianza, para que el proceso de independización se produzca de forma paulatina y armónica, y que el adolescente pueda ver esta relación como un lugar al que volver en momentos de necesidad.

Leer más...

TERAPIA CON NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES

Hoy abordaré mi modelo de trabajo en terapia con niños/niñas y adolescentes. Considero que acudir a terapia es una oportunidad para hacer algo nuevo. El niño o la niña que atiendo en mi consulta ha intentado hacer lo que sus padres le dicen y, de la misma manera el padre y la madre han hecho lo que han podido para que su hijo/a no repita eso que no les gusta o que interfiere en su crecimiento y adaptación.

Desde el enfoque con el que trabajo, la Terapia Gestalt, se entiende que el chico o la chica acude a descubrir otras formas de hacer que les de mejores resultados y se sientan mejor.

Trabajar con la infancia supone centrarme en la potencialidades que tiene la personita que acude a terapia. De esta manera puedo ayudarlo/a a minimizar sus dificultades, aportando al/la niño/a otras formas de hacer, no quitando las formas de afrontar que ya tiene en su bagaje.

Las herramientas que utilizo son el juego, los dibujos, los cuentos y todos los materiales lúdicos que se nos ocurran. Los niños y niñas construyen su realidad jugando, pintando, inventando un mundo de fantasía; elaboran su mundo, sus conflictos, sus conceptos, su personalidad. Ofrecer al/la niño/a experiencias de juego terapéutico favorece la recuperación de su espontaneidad y su creatividad.

Aquí muestro un dibujo que hicimos en consulta una chica y yo en una de nuestras primeras sesiones. Con este dibujo conseguimos contactar, establecimos un canal de comunicación.

Otro aspecto de vital importancia en la terapia infantil es el trabajo conjunto entre el niño/a y la familia. Tengo muy en cuenta la relación que tiene con sus familiares, ya que las dificultades que tiene el/la niño/a tiene que ver con la adaptación que hace a su entorno y a la manera de relacionarse con sus padres.

¿Cuándo se solicita terapia para un/a niño/a? cuando hay un síntoma, es decir, un comportamiento o una manera de afrontar las situaciones que parece poco adaptativa para el propio chico/a y/o su entorno.

¿Cómo trabajo en terapia? Es importante atender al problema que me relata la familia y considerarlo como una evidencia de la energía de este/a chico/a para sobrevivir. Con esto quiero decir, que el síntoma no es malo en sí mismo, gracias a él, podemos darnos cuenta de que algo está ocurriendo y permite a los padres pedir ayuda para su hijo/a.

Voy a contextualizar con una problemática que veo con frecuencia en terapia. Por ejemplo, un chico con conductas agresivas, suele ser un síntoma muy llamativo y alarmante. Como profesional puedo desarrollar dos abordajes, uno más superficial y otro más profundo y rico.

El primer abordaje sería sugerir que el/la niño/a tiene un TDH (Trastorno por déficit de atención) o un trastorno de conducta y a partir de aquí trabajar con mi paciente un programa de control de impulsos y de entrenamiento en atención.

Un segundo abordaje, en el que me siento mucho más cómoda trabajando, es profundizar un poco más y confiar en que este chico está desarrollando estas conductas para defenderse de algo, ya sea por haber aprendido que los problemas se afrontan defendiéndose y mostrándose agresivo y duro, por falta de límites, o por otras múltiples situaciones que se puedan estar dando. Cuando profundizo en la relación con el niño, puedo llegar realmente a lo que le está pasando, puedo entender para que está reaccionando ante el entorno de la manera en que lo hace y puedo acompañarlo en la elaboración y aprendizaje de otras nuevas maneras más adaptativas y sanas.

Esto lo consigo trabajando con actividades y temas que le gustan y que elije, ofreciéndole la atención que pide. En definitiva, trabajando con lo que se da entre nosotros dos y con las técnicas lúdicas que le van permitiendo construir su realidad y experimentar nuevas maneras de resolver sus dificultades a través de actividades que le gustan.

Patricia Ortiz Guzmán

Psicóloga y Terapeuta Gestalt

Nº de Col T-2122

NOS VAMOS A DIVORCIAR Y NO SABEMOS COMO DECÍRSELO A NUESTROS HIJOS/AS

Esta suele ser una consulta frecuente en terapia. Generalmente, los papás y mamás tienen una gran preocupación por cómo dar esta noticia a sus hijos/as, a qué aspectos dar importancia y qué cosas tener en cuenta para que los/as niños/as sufran lo menos posible.

Cuando dos personas que han sido pareja, han compartido sus vidas, han establecido proyectos en común(casa, hijos…), etc… deciden romper esta unión se encuentran con un estado de ánimo bajo: pueden sentir tristeza, confusión, mezcla de emociones, sensaciones de extrañeza, preocupación por su futuro…

En el caso de parejas con hijos, a esto se une la toma de decisión acerca de los/as hijos/as, cómo darles la noticia, qué tipo de custodia van a llevar a cabo, qué es lo mejor para ellos/as en este momento, cómo mostrarse seguros y enteros como padre y madre ante ellos, etc.

Mi intención con este artículo es apoyar a la familia en este difícil tránsito con algunas ideas claras de cómo abordar con los/as hijos/as la ruptura de la pareja. Una vez que se ha tomado la decisión de separarse, será interesante que ambos decidan qué tipo de custodia van a llevar a cabo. Es recomendable que este asunto esté definido antes de hablar con los hijos, ya que para ellos es más fácil de encajar cuando les explican los cambios de manera concreta. En estas situaciones, la incertidumbre suele generar ansiedad en los/as niños/as. Si los progenitores no se han podido poner de acuerdo con este tema, es interesante decir a los/as niños/as que están en negociaciones y que se les hará saber lo antes posible la decisión que tomarán. Es importante que los/as niños/as no entren en los conflictos de los padres. Ellos deben mantenerse al margen, ya que en caso contrario puede darse un conflicto de lealtad, teniendo que elegir entre el padre y la madre, elemento que daña la seguridad y autoestima de los niños.

El primer paso es que tras haber tomado la decisión de romper la pareja y estar seguros de ello, es que el papá y la mamá se reúnan con los hijos para comunicarles la decisión tomada.

En este espacio y a partir de este momento, es importante que los hijos queden con el mensaje de: rompemos nosotros porque no queremos seguir siendo pareja, sí queremos seguir siendo padre y madre. El mensaje a los/as hijos/as es que son queridos por sus padres por encima de todo lo demás y así va a seguir siendo durante toda su vida. El segundo paso es explicarles cómo lo van a hacer a partir de ahora, dónde van a vivir y con quién, qué cambios se van a dar... es interesante que se den los menores cambios posibles.

En tercer lugar es interesante mostrarse accesible a los/as hijos/as para que puedan preguntar y aclarar todas las dudas que puedan tener.

Por último, es probable que los/as hijos/as tengan algunas dificultades para adaptarse a los cambios y que además hagan continuas comprobaciones de amor, seguridad y lealtad a sus padres durante un tiempo. Es importante estar al lado de los/as hijos/as y también es necesario que no escuchen a sus padres hablar mal al uno del otro. Si presencian discusiones es interesante explicarles que a veces les cuesta ponerse de acuerdo y por eso discuten, pero que al final consiguen resolver sus diferencias.

Otro aspecto importante es la llegada de nuevas parejas a la vida de los niños. Lo más relevante a tener en cuenta es que el/la niño/a no sienta que la nueva persona puede ser una amenaza para la relación entre él/ella y su padre o su madre… y que pueda quererla sin temer que la lealtad hacia sus padres se quiebra. El establecimiento de una relación óptima entre los niños y la nueva pareja necesita de tiempo y el niño debe sentir que esta persona suma y no resta a su vida.

Los papás y mamás que se separan o divorcian deben saber que el conflicto de lealtad es un asunto muy doloroso para los/as niños/as. Es interesante que sientan que pueden querer a su padre, a su madre y a cualquier persona que llegue a la vida de los niños. Es muy importante que los padres y madres revisen cómo están llevando a cabo esta separación, si lo van aceptando, si les molesta que sus hijos quieran al otro papá o mamá, si les molesta que quiera a una nueva pareja, si se sienten desplazados, si le cuenta a sus hijos los problemas que tiene con el otro progenitor/a…

Cuál es el momento de acudir a terapia tras una separación:

  • Cuando los conflictos entre los adultos no se resuelven pasado algunos meses.
  • Cuando los/as hijos/as empiezan a tomar partido entre los padres, es decir, sienten que tienen que proteger a uno frente al otro, muestran rechazo hacia uno de los dos.
  • Si los/as hijos/as desarrollan durante más de un mes los siguientes síntomas: problemas de sueño, dificultad en las relaciones sociales, problemas escolares y de rendimiento, irritabilidad o un estado de ánimo bajo de manera prolongada, si fantasea de manera recurrente con la reconciliación de los padres.
  • Si los hijos muestran celos hacia nuevas parejas.
  • Si los hijos tienen rivalidad entre hermanos o con los hijos de nuevas parejas.

Patricia Ortiz Guzmán

Psicóloga y Terapeuta Gestalt

Nº de Col T-2122

Abordaje terapéutico para niños/as que sufren maltrato y pérdidas

Los/as niños/as que sufren maltrato y pérdidas o separaciones de su familia, suelen sentir soledad y abandono suelen tener dificultades de adaptación al entorno, son rechazados/as y esto refuerza que se aíslen más. Pueden presentar como sintomatología angustia, deconexión y ganas de morir o no vivir. El/la terapeuta favorecerá la conexión del/la chico/a con el aquí y ahora, su expresión de soledad y la aceptación de sí mismo. Para lograr estos objetivos es fundamental el trabajo de la relación terapéutica y es que, en el modelo de psicoterapia que proponemos nosotros, es fundamental, es la piedra angular sobre la que giran  el resto de objetivos terapéuticos, la sintomatología, el desarrollo de autoapoyo…, etc. Por ello, es necesario tratarla per se.

Cuando hablamos de la relación terapéutica, en Terapia Gestalt hablamos de contacto, hablamos de favorecer un espacio en el que niño pueda ser él mismo, pueda mostrarse y pueda descubrir sus polaridades, sus dos caras: la de niño solo, abandonado, desamparado… a la de niño que disfruta con lo que hace en cada momento, que atiende lo que necesita, que está atento a lo que necesita más que estar alerta al adulto para que no se vaya, para complacerlo.

Desde todos los paradigmas psicológicos se trabaja con los niños y niñas que han sufrido maltrato y/o que viven en contextos que no es el hogar familiar. Sin embargo, cual es la frescura que aporta nuestro paradigma, la Terapia Gestalt…, que el niño/a está haciendo lo que hace porque se está adaptando al ambiente en el que se encuentra, establece un tipo de relación con sus familiares o con las personas con las que convive, para mantener esta relación y para recibir el amor que necesita para crecer.

Generalmente, los niños que han sufrido daño en sus relaciones significativas, tienden a desconfiar y a trampear cualquier movimiento que hace el terapeuta para acercarse a él o ella. Por ello es interesante proporcionarle múltiples experiencias en las que pueda comprobar una y otra vez que el espacio de la terapia es seguro y pueda descubrirse y autoconocerse.

La propuesta de trabajo que desarrollaremos en este taller es generar con el niño/a el vínculo terapéutico para que sienta en este espacio la confianza básica para relacionarse con el adulto-terapeuta atendiendo a sus necesidades complaciéndose más a sí mismo que a los demás (en este caso al terapeuta) a través del juego y el desarrollo de actividades que le agraden.

Patricia Ortiz Guzmán

Psicóloga y Terapeuta Gestalt

Nº de Col T-2122

Técnicas Proyectivas para restablecer el vínculo: el acompañamiento emocional al niño-adolescente.

Todo lo que hacemos habla de quién somos. Nuestra manera de caminar, de vestir, de hablar, de ocupar un lugar determinado en un espacio... absolutamente todo lo que hacemos está relacionado con nuestro ser... en esto se apoyan las técnicas que utilizan las producciones proyectivas para el proceso terapéutico.

Es muy conocido el uso de estas técnicas para interpretar lo que puede estar pasando en el interior de una persona, sin embargo, nunca sabremos si esta interpretación es acertada si no nos arriesgamos a contrastarla con el autor de tal proyección... es más, ni siquiera, bajo mi punto de vista, es el objetivo hacer una interpretación majestuosa para impresionar al otro sobre lo que somos capaces de ver a través de su dibujo o su figura de arcilla. El objetivo, desde la Terapia Gestalt, sería que la persona que ha realizado la proyección amplíe su autoconciencia, de forma que pueda hacerse dueña de la parte de sí misma que está poniendo en esa producción.

Leer más...

La comunicación en la familia: aspectos claves en la intervención psicologica

El ser humano es un organismo en continua relación con su entorno para poder desarrollarse y construirse, no solo a nivel biológico, sino también psicológico y sociológico. Esto se observa de forma muy especial en los primeros años de vida del ser humano. En esta etapa, un bebe es completamente dependiente de los cuidados que recibe de su entorno para sobrevivir, no solo nutriéndose físicamente sino también a nivel afectivo, posibilitando el desarrollo del repertorio conductual, etc.

Hablar de comunicación, hace referencia a observar las características de la relación entre el organismo y su entorno, así como tener en cuenta todos los elementos que intervienen en la construcción de esa relación. La relación que se establece entre un bebe y su madre, estará marcada por las habilidades de esta última para identificar las necesidades de su hijo, la interpretación que haga de sus señales y a su capacidad para dar respuesta a éstas. Todos estos elementos hacen referencia a la comunicación que existe entre madre e hijo y en función de ello y la incorporación del resto de miembros del grupo familiar de pertenencia, el bebé irá construyendo un estilo de relación con su entorno,  un estilo de vinculación que irá marcando su forma de acercarse a posteriores relaciones, hasta su vida adulta.

Leer más...